Morir de Éxito

¿Que significa en marca personal o en marca corporativa Morir de Éxito?

Seguramente estáis pensando, Jorge se ha vuelto loco !! … si tengo éxito, estoy en la Cima, en la cresta de la Ola. Es Imposible. ¿Verdad que puede parecer una contradicción?. Pues no lo es. Morir de Éxito es algo más habitual de lo que imaginamos. Así lo he visto en muchas Empresas.

Este es un punto que dejé en el aire para tratarlo de forma aislada en el post Errores que no Deberías Cometer en tú PLAN DE NEGOCIO

Así que vamos a entrar en materia. Por tanto vamos a Tratarlo y Analizarlo.

Veamos un escenario hipotético…. montas tu Empresa, o empiezas a trabajar tu Marca Personal, y lo vas haciendo de forma adecuada, sigues los pasos, y el temor al fracaso disminuye, y la alegría de éxito aumenta. Tu Ego crece Exponencialmente. Además te vas confiando.

Es un sentimiento lógico. Las cosas van saliendo.

Hiciste tu Estudio de Mercado. Trazaste tu estrategia de Marketing. Has distribuido correctamente tus recursos ….. vas de Manual.

Y las cosas en tu Negocio, personal o empresarial empiezan a florecer. Consigues Clientes, Tienes Pedidos, Campañas. Comienzas a tener Notoriedad. Y Tienes Mentorings, Ganas Concursos Públicos y Adjudicaciones. Y Hasta te crees Influencer, palabra de moda.

La cosa va viento en popa.

Es Genial !! ¿Verdad?

Pero en este momento, precisamente en este, debemos estar muy Atentos. Porque se puede crear, y de hecho se crea, un caldo de cultivo que puede ser muy negativo.

Caldo de Cultivo para Morir de éxito

Efectivamente, el Caldo de Cultivo para Morir, es el propio Éxito.

¿Paradoja, verdad?

Nuestro Ego aumenta Exponencialmente. Nos creemos los Reyes del Mambo.

Empezamos a creer que somos capaces de todo, y que podemos con TODO.

Además, que somos los Amos del Universo.

Hemos seguido los pasos, de Manual, hacemos las cosas bien, y por ello tenemos los resultados apetecibles y crecemos a buen ritmo.

Somos Increíblemente buenos, ¿Verdad? el Éxito nos acompaña, parece que hemos nacido para triunfar.

Y aquí viene lo mejor …… Vamos y nos lo Creemos!!

Creemos que somos unos Cracks, Invencibles, Semi-Dioses.

Nuestro Mayor Caldo de Cultivo para Morir de Éxito es nuestro propio EGO.

Y Así, Deforma nuestra Realidad y la de nuestro Entorno.

Trampas para Morir de éxito

Las trampas son muchas y variadas. Por tanto, vamos a ver las más habituales.

El Ego aunado al Éxito puede tener muchas manifestaciones.

Así, a nivel Empresarial. Puedes creer que tu Crecimiento es tan exponencial, que puedes meterte en acciones que quizás te queden grandes.

Porque siempre, aunque estés en la cima, debes calibrar, dónde, cómo y cuando.

Contra más grande seas, más debes calibrar. La Estrategia y la Humildad siempre deben superar al EGO.

Otro error habitual es meterse en Inversiones o intentos de crecimiento no calibrados, ni dispuestos en el Plan de Negocio.

Decisiones que llamamos de Impulso… Qué negativas son !!!

Una Empresa Productiva, que no pueda controlar su Capacidad de Producción, valga la redundancia. Provocando, retrasos en el servicio de pedidos.

No sabiendo decirle a la Fuerza Comercial, que los plazos de Entrega se alargan, o que la Capacidad de Producción está Cubierta. Esto puede provocar una huida masiva de Clientes. No se les ha servido en la fecha pactada, el consiguiente descontento y comentarios negativos que se producirán en el Sector, con la Consiguiente Merma de Reputación y Satisfacción.

En este caso, una forma excelente de Morir de Éxito es no saber interpretar correctamente la situación. Si es un repunte de demanda provocado por un acontecimiento determinado, o porque el mercado está demandando cada vez más nuestro producto.

Si, decidimos, meterle más carbón a la máquina, es decir, compro más máquinas, me meto en préstamos, más personal para atender la demanda, etc.

En este caso, lo estoy haciendo con la mejor intención, no quiero perder ni clientes, ni facturación, quiero dar SERVICIO.

Si es algo puntual, y la demanda baja a su ritmo, me habré equivocado. Me veré con unas máquinas por pagar, sin haberlas amortizado, personal sobrante, y el banco llamando a mi puerta. Caso habitual de Morir de Éxito.

Si la demanda es sostenible, he sabido leer los datos, y he medido riesgos, con la misma acción e intención, tendré en un tiempo, una empresa más grande y consolidada. Habré cerrado correctamente el ciclo financiero que ha supuesto este crecimiento.

Fijaros en la paradoja. Hacer lo mismo, con la misma intención, puede significar Crecer, Estancarse, o Morir.

¿dónde está la diferencia?

Estudio de Mercado, Plan de Marketing, Estrategia, Análisis. Pero sobre todo, ese sexto sentido que nos da, la Humildad, la Experiencia, la Prudencia … en definitiva el Equilibrio.

Esto ejemplo es perfectamente aplicable a Marca Personal.

Morir de éxito es Creerte lo que no eres

Se dice que somos tres en uno. Lo que los demás creen que somos. Lo que nosotros subjetivamente creemos que somos. Y lo que real y objetivamente somos.

Y os puedo asegurar que las diferencias de percepción son abismales.

Así nos lo decía Platón en boca de Sócrates: “Conocete a ti Mismo”.

Esta frase tan simple, realmente esconde tanto, que me atrevo a decir que es la que marcará nuestra VIDA. Ya sea, personal, profesional, empresarial.

Por tanto, el nivel de auto-conocimiento, de tus virtudes, aptitudes, actitudes, defectos y limitaciones, es crucial.

Entonces, creer que podemos acometer proyectos de más envergadura de la que estamos capacitados, o no tenemos los conocimientos necesarios, o proyectos donde no tenemos la infraestructura y/o equipo adecuado. O tenemos todo esto, pero no tenemos el soporte financiero. Lo más normal será el fracaso.

Además, veamos otro ejemplo. Todos los ejemplos que os pongo los he vivido.

Tengo una fábrica de Confección de Prendas de Punto, con 15 trabajadores, y una maquinaria con unos años, y llama a nuestra puerta un Gran Almacén. Negocia con nosotros, nos aprieta el precio. Y Hacemos un Contrato por uno o dos años donde copa nuestra producción. Esto pasa mucho en Alimentación también.

En principio nos frotamos las manos, dejamos de lado a los clientes que nos han llevado hasta dónde estamos, y nos dedicamos al Grande.

Y se nos llena la boca, trabajo para el Gran Almacén X.

Sin ver, que el Tiburón siempre se alimenta de Peces.

¿Porqué? Porque cuando vence el contrato, nos volvemos a sentar con el Tiburón y nos pega otro giro de tuerca. Resulta entonces, que estamos en sus redes, y o cerramos, porque no queda margen de beneficio, hemos desatendido al cliente minorista, o pasamos a trabajar directamente para ellos, o les mal vendemos la empresa. A cual solución peor. Esto es otro ejemplo de Morir de Éxito.

Porque hemos creído que podemos nadar en los Océanos, siendo pececillos.

Resolución a las Situaciones que nos pueden llevar a Morir de éxito

Hemos dado una pincelada general, de situaciones que se dan en las PYMES, Empresas Familiares, y Profesionales Autónomos. Más a menudo de lo que creemos, y por otro lado hemos visto, que el EGO, es nuestro mayor enemigo, o sea, nosotros mismos, creyéndonos lo que no somos, o tomando malas decisiones, sin calibrar y analizar escenarios y recursos. Tanto Productivos, Humanos o Financieros.

Pero todo esto tiene Solución. Aquí van algunos Tips.

-Análisis Previo del Escenario. Estudio de Mercado.

-Es Algo Puntual, o Exponencial. % de probabilidades.

-Poner el Proyecto encima de la Mesa con tu Equipo interno de Confianza.

-Poner el Proyecto encima de la Mesa con tu Equipo externo de Confianza.

-Calibrar la Repercusión Financiera.

IMPORTANTÍSIMO: Que el Proyecto de Expansión no afecte a nuestros clientes ya activos y no les repercuta en su grado de satisfacción.

Antes de dar el primer paso, intentar tener todo el Proyecto visto. ( Ejemplo: si se trata de maquinaria, ya decidida y su precio, si se trata de Personal, pre-selección hecha, Banco con pre-acuerdos del tipo de financiación, intereses, etc )

Esto es lo básico, antes de actuar en cualquier sentido.

Morir de Éxito

Debemos ser Resolutivos antes que morir de éxito

Efectivamente, Resolutivos. La dopamina y serotonina, que nos envuelva, la dejamos para el fin de semana o el after-work.

Pero como hemos visto, a nuestro mayor enemigo el EGO debemos tenerlo bien controlado.

Porque una cosa es ser Valiente, que todos creo que debemos serlo, y para emprender aún más, y otra muy distinta es ser Temerario.

El Valiente, piensa y calibra. El Temerario normalmente se estampa.

Para llevar a cabo cualquier tipo de emprendimiento o proyecto, debemos ser Resolutivos, Seguir la Estrategia, y la Toma Constante de Decisiones ante los imprevistos que siempre surgen, desde el Equilibrio.

Otro tema importante es saber decir NO. Reconocer honestamente con uno mismo si está preparado o no para abordar determinados proyectos, o determinadas aventuras.

Así que ya hemos dicho que nuestro mayor enemigo para Morir de Éxito es nuestro propio EGO.

Otros enemigos a tener en cuenta:

Temeridad

Precipitación

Falta de Temple

Falta de Información Veraz

No Conocer tus Limites

No ser Humilde

Creerte que lo sabes todo

No Cuidar a tu Comunidad de Clientes

En definitiva, ser emprendedor es una actitud ante la vida, la aventura es fascinante, si la llevas por los parámetros correctos. No deseo que ninguno de los que habéis leído este post, dónde os he intentado trasladar mi experiencia, tenga que Morir de Éxito.

Por último, deciros que por suerte, convivo diariamente con muchos empresarios de muchos tipos, edades y sectores, de los que aprendo y compartimos ideas.

Os deseo Éxito a todos.

3 Comments

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Compartir este